consejos para protegerte del sol

En a punto estética te ofrecemos 10 consejos para protegerte del sol

Por | Estética | No hay comentarios

Es muy importante protegerte del sol adecuadamente para evitar quemaduras, envejecimiento prematuro y prevenir el cáncer de piel. En a punto estética te ofrecemos 10 útiles consejos

 1. Protegerte del sol al mediodía

Protegerte del sol mientras se practican actividades al aire libre como montar en bici, leer o pasear por la playa es muy importante. Sobre todo, si estas actividades se realizan por la mañana o por la tarde evitando así la exposición al sol durante las horas centrales del día.

Como regla general, se recomienda permanecer en la sombra cuando la luz del sol es muy fuerte. Aunque en la sombra la radiación es más débil, sigue existiendo riesgo de sufrir una quemadura. Por lo tanto, incluso a la sombra, es muy importante protegerse adecuadamente.

2. Elegir el factor de protección solar adecuado

Usar  una crema protectora es fundamental cuando uno se va a exponer al sol. Pero además, es importante elegir un factor de protección que sea adecuado y se adapte al tipo de piel y a la intensidad de los rayos UVA. Especialmente, durante los primeros días del verano deben utilizarse productos con un factor de protección solar alto (25, 30, 35 o 50). Sin embargo, las cremas solo protegen del sol durante un tiempo limitado y deben contener un filtro adicional contra los rayos UVA, que son los que provocan daños a largo plazo. En a punto, te recomendamos la línea BE-SUN de los laboratorios Atache.

3. Calcular el tiempo de la exposición al sol

Para averiguar durante cuánto tiempo protegerá la crema solar, se debe multiplicar el tiempo de protección natural de la piel por el factor del protector solar. Por ejemplo, un tipo de piel muy clara se puede proteger de forma natural durante unos 10 minutos, por lo tanto, con un protector solar de factor 15 la piel estaría protegida durante 150 minutos. Cada persona tiene una protección natural diferente dependiendo del tipo de piel, pero por lo general, el tiempo suele ser de entre 10 y 30 minutos.

4. Usar suficiente protector solar

Usar siempre grandes cantidades de protector solar. Como norma general, un adulto suele necesitar aproximadamente 35 gramos de crema solar para cubrirse totalmente el cuerpo, lo que corresponde aproximadamente a cuatro cucharadas grandes. Además, es importante echarse crema regularmente porque el protector solar se elimina con el sudor, con el roce de la tela (por ejemplo, el bañador o la toalla) o al bañarse.

5. Protegerse con antelación

Después de aplicar la loción, se debe esperar entre 20 y 30 minutos antes de tomar el sol. Esto es debido a que no todos los protectores actúan de inmediato y algunos tardan unos minutos en hacer efecto. Es importante asegurarse de echarse crema especialmente en las áreas más sensibles a la luz como el cuero cabelludo, la cara, las orejas, el cuello, la espalda, el pecho y el dorso del pie.

6. Protegerte del sol  desde el interior

Las personas especialmente sensibles al sol deben reforzar la protección de la crema con antioxidantes adicionales como la vitamina E, el licopeno, el betacaroteno o los polifenoles.

7. Evitar el uso de cremas solares poco fiables

Este tipo de productos anuncian un 100% de protección contra los rayos ultravioleta dañinos para la piel, pero no es así, porque existe un cierto porcentaje de la radiación que siempre llega a la piel a pesar del uso del protector solar. Elige siempre protectores solares de confianza.

8. La ropa también te ayuda a  protegerte del sol

Como alternativa o complemento del protector solar adecuado, la ropa también puede proteger la piel: los pantalones largos y las camisas ofrecen una protección eficaz contra los componentes de la luz solar. Además, se debe usar un sombrero o una gorra.

9. No olvidar las gafas de sol

Los ojos también necesitan una protección adecuada contra la radiación solar. Por lo tanto, es muy importante usar gafas de sol homologadas.

10. Cuidados tras la exposición al sol

Si ya se ha producido la quemadura, se debe evitar cualquier tipo de contacto con la luz solar hasta que la quemadura haya sanado completamente. Además, se pueden tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Aplicar geles calmantes en las zonas afectadas varias veces al día.
  • Si el dolor es intenso se pueden tomar analgésicos como el ácido acetilsalicílico o el paracetamol.
  • Es recomendable beber líquidos en abundancia. Sobre todo, agua y zumos mezclados con agua mineral.
  • Aplicar cremas hidratantes especiales que ayuden a la cicatrización de las áreas afectadas de la piel.
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]
cavitación para hombres

Cavitación abdominal para hombres, la solución para reducir la grasa del abdomen

Por | Estética | No hay comentarios

La cavitación abdominal para hombres

La cavitación abdominal para hombres  ha entrado con fuerza en el mundo de la estética. Los tratamientos de estética han estado tradicionalmente más ligados a las mujeres, pero desde hace ya unos años son muchos los hombres que se someten a distintos tratamientos estéticos y de belleza para mejorar su imagen.
Empezaron con el consumo de productos para el cuidado de la piel y, hoy en día, los tratamientos masculinos en centros de estética están al alza. La realidad es que, más allá del consumo de productos cosméticos, cada vez son más los hombres que quieren mejorar su aspecto físico y para esto recurren a profesionales que les indican el mejor tratamiento.
En a punto estética avanzada el tratamiento de la cavitación abdominal (indicado para la eliminación de la grasa localizada) está ganando cada vez más adeptos entre la población masculina.

La cavitación actúa directamente sobre la zona a tratar, en este caso el abdomen, mejora la actividad linfática, reduce la acumulación de células grasas y reafirma la piel, todo ello sin cirugía, sin dolor y sin anestesia, uno de los principales activos de este tratamiento, que puede llegar a ofrecer unos resultados muy similares a los de la más conocida liposucción.
Este tratamiento se realiza con un aparato que emite ultrasonidos de baja frecuencia y que transforma la grasa de un estado sólido en una sustancia semilíquida que es eliminada por nuestro sistema linfático y las vías urinarias. De esta forma, se puede perder grasa realmente donde se necesita.
La cavitación, sin embargo, no es un tratamiento estándar para promover la pérdida generalizada de peso sino para tratar problemas de grasa localizada. Tampoco es una técnica milagrosa, por lo que uno siempre tendrá que poner de su parte y apostar por una dieta saludable y baja en grasas y hacer algo de actividad física, aunque sea muy suave, para favorecer unos mejores resultados.