La Radiofrecuencia para combatir la celulitis y la flacidez

Por 17 Mayo, 2017Estética
Radiofrecuencia para combatir la celulitis

La Radiofrecuencia; la técnica más eficaz para  combatir la celulitis y la flacidez.

 

La Radiofrecuencia para combatir  la celulitis  y la flacidez es sin duda el método más eficaz, y consiste en la aplicación de radiaciones electromagnéticas que provocan el calentamiento de las diferentes capas de la piel. La tecnología que emplea este método es capaz de llegar a capas más profundas  de la dermis mientras se protege la epidermis durante el tratamiento.

La radiofrecuencia produce la retracción del colágeno y de las fibras envejecidas de la piel para dar lugar a la formación de nuevas fibras.

Efectos de la radiofrecuencia

El calentamiento producido por las relaciones electromagnéticas influye sobre el tejido graso subcutáneo, es decir, actúa desde dentro de la piel, lo que produce beneficios como:

  • Formación y reestructuración de nuevo colágeno: El objetivo del tratamiento es conseguir la formación y reestructuración gradual del nuevo colágeno surgido de las capas profundas al retraer el viejo, lo que provoca que el tejido adquiera firmeza y elasticidad, a la vez que favorece la homeostasis.
  • Favorece la circulación sanguínea: Las ondas electromagnéticas aumentan la circulación en la zona objeto del tratamiento.
  • Drenaje linfático: Con el drenaje disminuyen los líquidos y las toxinas que residen en el tejido que sufre la celulitis.
  • Migración de fibroplastos: Los fibroplastos son las células de la dermis responsables de la secreción de fibras de elastina y de colágeno, por lo que su migración refuerza la estructura de este último.

Tipos de radiofrecuencia

Existen tres tipos de radiofrecuencia dependiendo del aparato (aplicador) que se utilice. Cada aplicador actúa en un área de la piel, es decir, su función depende del grado de profundidad en la piel que consiga:

  • Unipolar: Emite energía a través de un solo electrodo. Actúa sobre el tejido adiposo de zonas más profundas de la dermis.
  • Bipolar: El campo eléctrico se sitúa entre dos electrodos que se aplican sobre el área a tratar. Actúa o produce calor sobre la capa superficial de la piel.
  • Tripolar: la radiofrecuencia tripolar es mucho más focalizada. Alcanza mayor profundidad y mayores temperaturas internas que otros métodos de transferencia de calor. Los tejidos se calientan hasta tres veces más.

 Debido a la mayor densidad de potencia en la zona de aplicación,la radiofrecuencia tripolar permite el calentamiento simultáneo y uniforme de las capas superficiales y profundas de la piel. Es decir, produce el calentamiento de piel y panículo adiposo de forma pareja. Durante la sesión, la acción es la misma en los dos planos; de este modo se optimiza el tiempo y se aceleran los resultados.

El tratamiento de radiofrecuencia en a punto estética.

En a punto estética trabajamos con el equipo de radiofrecuencia tripolar Hebe de la marca Unión Laser

El procedimiento consiste en masajear mediante un cabezal de tratamiento que se mueve continuamente sobre la zona que se quiere tratar. La duración depende del grado de flacidez y celulitis que se quiera combatir y de la zona: las sesiones suelen durar unos 30 minutos

Ventajas de la Radiofrecuencia contra la celulitis

  • No requiere cirugía: para llevar a cabo un tratamiento de estas características no hace falta someterse a ningún tipo de intervención quirúrgica. Se realiza sin anestesia siendo su aplicación completamente indolora.
  • Carece de efectos secundarios: si durante la aplicación de la radiofrecuencia no se producen molestias, tampoco sucederá cuando termine el tratamiento. Se trata de una técnica que carece de efectos secundarios relevantes y, solo eventualmente, podrían aparecer ciertas reacciones en forma de eritema muy leve o cierta sensación de tirantez de la piel, que en todo caso desaparecería a las pocas horas.
  • Resultados visibles: la Radiofrecuencia además de combatir la celulitis también es una solución ante la flacidez, pues proporciona una piel más tersa y firme, reduciendo lo que se conoce como ‘piel de naranja’
  • Resultados duraderos: el paciente no solo notará la mejoría después del tratamiento, sino que en un plazo de 6 meses o incluso un año esos resultados se irán consolidando
  • Pocas sesiones: la Radiofrecuencia es un tratamiento que no requiere de numerosas sesiones para que podamos apreciar los resultados. No obstante, cada persona es diferente de acuerdo a su edad, peso y otras muchas variables.

Deja un comentario